5 puntos clave para elegir la mejor máscara de pestañas



Escoger una máscara de pestañas entre la gran cantidad disponible en el mercado puede ser un dolor de cabeza: ¿Cepillo grande o pequeño? ¿De fibra o de goma? ¿Curvo o recto? ¿Waterproof o normal? ¿Café solo o con leche?

En realidad es mucho más sencillo de lo que parece. Tan sólo es necesario que dediquemos un par de minutos a considerar ciertos detalles antes de la compra y el acierto estará casi garantizado.




1. EFECTO DESEADO




Sin duda el primer aspecto a considerar, y el más importante, es qué efecto queremos que nos de la máscara, para poder elegir la fórmula y el tipo de cepillo más adecuado. ¿Cómo quieres que queden tus pestañas?

Volumen

La mayoría de máscaras de pestañas de cualquier marca busca, con mayor o menor éxito, aumentar el volumen y densidad aparente de las pestañas. Para ello, lo habitual es utilizar un cepillo grueso con cerdas de fibra. Aunque existen varias máscaras de volumen con cepillo de goma, éste tiene tendencia a dejar pegotes en las pestañas, ya que normalmente distribuye el líquido con mucha menos precisión y es más fácil la formación de pegotes o grumos, especialmente cuando lleva unas semanas abierto el envase y empieza a resecarse.

Algunas marcas ofrecen máscaras voluminizadoras con cepillos curvados, pero en general es mucho más efectivo utilizar un rizador de pestañas, ya que en la mayoría de los casos estos cepillos ofrecer una curvatura mínima (o inexistente) sacrificando volumen y haciendo que la aplicación sea un poco más engorrosa.  Este tipo de máscaras con cepillo curvo, sin embargo, pueden ser muy útiles para llevar en el bolso, ya que permiten un retoque rápido sin tener que cargar también con el rizador.

Algunos ejemplos de máscaras que dan buen resultado añadiendo volumen sin pegotes son la famosísima Diorshow, probablemente una de las máscaras de pestañas mejor valoradas y más vendidas del mundo en rivalidad directa con la Lash Queen Feline Black de Helena Rubinstein, y en versión económica L'Oreal Volumissime y Maybelline Colossal.

Pestañas más largas

Si estás satisfecha con el volumen de tus pestañas pero te gustaría que parecieran más largas, hay máscaras que contienen microfibras que se adhieren a cada pestaña, aumentando realmente su longitud (hasta que te desmaquilles).

Lo ideal es que combine alargamiento con volumen, pero si realmente tienes unas pestañas muy cortas es mejor optar por una máscara específica para alargarlas, porque será más efectiva que una de efecto combinado.

Consiguen este efecto productos como Spider Eyes de Helena Rubinstein High Lenghts de Clinique.






Natural +

Si tienes la suerte de tener unas pestañas largas, densas y con volumen estás de enhorabuena. Sólo necesitarás una máscara en un tono ligeramente más oscuro que el natural de tu cabello o (simplemente transparente) que te ayude a definirlas y mantener la curvatura. Algunos productos, como la Cheater de The Balm, aportarán un poco de volumen y definición sin que resulte exagerado y dejando un look bastante natural.

Aún no hay muchas marcas que ofrezcan cepillos extra pequeños pensados para maquillar las pestañas inferiores con comodidad y sin un efecto exagerado, pero la Bottom Lash de Clinique es perfecta para ello.







2. DURACIÓN




Normal

Para el día a día, trabajo, estudios, tarde de compras, y en general para cualquier situación cotidiana, es suficiente con una máscara de fórmula normal. Cuanto más tiempo necesites que esté impecable, más cuidado deberás poner en elegir una que no se "corra" al cabo de unas pocas horas de uso. En general, los productos más baratos suelen ser los que menos tiempo duran, si bien hay excepciones como la Colossal de Maybelline, que dura muchas horas intacta y no suele llegar a los 10€.

Waterproof

Para una noche de fiesta, ocasión especial, playa, piscina o simplemente cualquier día que necesites estar segura de que tu rimmel no te delatará aunque te mojes, llores o sudes, recurre a las máscaras waterproof. No todas son iguales, y unas son más efectivas resistiendo al agua que otras (de hecho algunas sólo tienen de "waterproof" el nombre, porque realmente no lo son y no aguantan nada), por lo que es fundamental que las pongas a prueba unos días antes si son para usar en una ocasión especial. Una referencia puede ser Hypnose Waterproof de Lancôme, que aguanta muy bien la curvatura de las pestañas y se mantiene intacta durante muchas horas aunque se te escape más de una lagrimita en la boda de tu mejor amiga (¡o la tuya!)

Ten en cuenta que usando máscaras waterproof necesitarás un desmaquillante de ojos muy efectivo, o directamente formulado para productos resistentes al agua. No te resultará complicado encontrarlos, porque tienes a elegir desde gama alta como el famosísimo desmaquillador waterproof para ojos sensibles Bi-Facil de Lancôme, hasta los más económicos como el del Mercadona.





 3. SENSIBILIDAD





Lo habitual es que no tengas problemas con la mayoría de máscaras de pestañas del mercado, pero cada vez hay más usuarias de lentillas y/o con ojos sensibles, alergias, etc. que necesitan productos específicamente formulados para no irritar los ojos y minimizar el riesgo de alergia. En el caso de las usuarias de lentillas, el problema no es tanto que pueda causar irritación, sino que la máscara no contenga componentes que puedan dañar tus lentillas y provocar que se deterioren con demasiada rapidez. Además, si usas lentillas es mejor evitar las máscaras que alargan las pestañas adhiriéndoles microfibras, porque éstas tienden a desprenderse y pueden dañar tus lentillas, además de resultar bastante molesto si estás fuera de casa y no tienes a mano líquido adecuado para limpiarlas y volver a ponértelas.

Hay marcas que sólo fabrican máscaras de pestañas adecuadas para ojos sensibles, como es el caso de Clinique, y otras que ofrecen una máscara específica de alta tolerancia, como es la Couvrance de Avène (a la venta en farmacias y parafarmacias).
En cualquier caso, tanto si tienes ojos sensibles como si no, recuerda comprobar siempre en el envase de tu máscara de pestañas que está oftalmológicamente testada, para evitar problemas.





4. COLOR




La mayoría de nosotras, cuando vamos a comprar una máscara de pestañas, ni siquiera dedicamos un momento a pensar de qué color hacerlo, sino que tiramos por inercia hacia el negro. Eso puede ser un acierto en la mayoría de ocasiones, pero no es una regla universal. 

Por lo general, si tu cabello es desde castaño medio a moreno, el negro es la opción de referencia para tí, sin darle más vueltas. En cambio, si eres rubia, castaña clara o pelirroja, quizá quieras dedicar un poco más de tiempo a buscar un tono que se adapte de manera más natural a tu look. No es que no puedas usar el negro, pero puedes optar para diario por un marrón que armonice más con tu propio color natural, ya que el negro puede resultar demasiado artificial en tu caso.

Además, cada día hay una mayor variedad de colores y acabados para jugar en ocasiones especiales (o simplemente porque te apetece). Máscaras azules, moradas, verdes, con purpurina... son una manera original y barata de darte un toque especial a tu look. Essence tiene una buena variedad de máscaras de colores a un precio estupendo (unos 4€). Ideal para probar si no estamos seguras de si le acabaremos sacando partido.


Puedes usarlas en todas las pestañas, combinarlas con el negro o marrón dando sólo un toque de color en las puntas, o usar un color diferente en las pestañas superiores que en las inferiores. El límite lo pones tú. Tan solo recuerda tener en cuenta, a la hora de elegir el color, las mismas reglas generales que para elegir el tono de sombra de ojos. Quizá te resulten útiles estas entradas:




5. PRESUPUESTO





Por último, pero quizá casi lo más importante, es interesante planear cuánto te quieres gastar en tu nuevo rimmel antes de dejarte llevar por las ofertas y la promesa de pestañas de ensueño. Las diferencias de calidad entre un producto barato de supermercado y el de la marca más exclusiva pueden ser abismales en algunos casos y casi imperceptibles en otros. Hay máscaras baratas que hacen el apaño perfectamente, y máscaras carísimas que no sirven para nada, y a la inversa.

A la hora de fijar el presupuesto, no sólo tenemos que tener en cuenta cuánto gastarnos en el momento, sino el hecho de que éste es uno de los productos cosméticos que más rápidamente caduca, siendo recomendable tirarlo una vez pasados 6 meses desde la apertura del envase, tanto si lo hemos gastado como si no, para evitar problemas oculares por acumulación de bacterias y deterioro del producto. Así, si tu presupuesto te lo permite, siempre obtendrás mejores resultados con una máscara de calidad de marcas como Helena Rubinstein o Dior, pero si no puedes permitirte gastar lo que cuestan cada 6 meses, L'Oreal y Maybelline ofrecen máscaras a precio más asequible y con una calidad más que razonable.



Como comentario final, recordar que las pestañas de las modelos en los anuncios de tv o prensa nunca serán referencia de lo que conseguiremos al usar sus productos, porque siempre llevan pestañas postizas para exagerar el efecto en la cámara (y más de una marca se ha visto obligada a retirar sus anuncios al ser denunciada por publicidad engañosa).

6 comentarios:

  1. llevo tiempo buscando un rimmel rosa fucsia para una despedida de soltera y gracias a tu entrada me acabo de dar cuenta de que essence lo tiene y baratísimo!!! mil gracias guapísima me has salvado la vida

    ResponderEliminar
  2. Essence tiene un montón de colores disponibles y lo bueno que tiene es que son tan baratos que aunque sólo sea para usar una vez merece la pena. Me alegro mucho de haberte servido de ayuda. Un saludo :)

    ResponderEliminar
  3. Uso la Diorshow desde hace tiempo y es cierto que es la mejor. Un poco cara pero merece la pena, no hay otra igual. Con las de colores no me veo pero es una idea divertida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Diorshow es una pasada, un poco cara, pero sin duda una de las mejores que hay. En cuanto a las máscaras de colores no tienen por que ser llamativos, hay algunas de colores muy ponibles (por ejemplo un morado oscuro) que favorecen muchísimo y dan un toquecito especial sin llamar la atención, todo es animarse a probarlos :) Un abrazo

      Eliminar
  4. Que buena info, muchas gracias por tu aporte, completisimo, saludos.Cin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya resultado útil :)
      Un saludo.

      Eliminar

¿Qué te ha parecido esta entrada?
♥ Tu opinión me interesa y me ayuda a mejorar el blog ♥
¡ Anímate a dejar algún comentario !