Urban Decay Moondust Diamond Dog


La gama Moondust de Urban Decay es la mezcla perfecta entre el glitter (purpurina) y la sombra: se aplica como una sombra cualquiera, en seco o en mojado, pero se mantiene fija en el párpado durante horas sin necesidad de prebase especial para glitter. Tiene un brillo bastante llamativo, pero se puede modular para que esté más o menos concentrado y está tan finamente molido que ni se desprende durante el uso ni queda "carnavalesco".

La gama consta por el momento de 7 colores, y el que os presento hoy, Diamond Dog, es uno de mis favoritos.


Se trata de un marrón oscuro con microglitter en tonos plateado y champán que puede usarse por sí solo o para dar vida a otras sombras de tonalidad similar.


Su textura es cremosa y la aplicación en seco no es complicada, aunque es recomendable maquillar los ojos antes del resto de la cara porque con el pincel seco se desprende un poco del glitter hacia las mejillas y puede ser engorroso de quitar sin estropear el resto del maquillaje. En seco y sin primer, el acabado es semitransparente, con poca pigmentación, lo que lo hace idóneo sólo para aplicar sobre otra sombra marrón, ya sea como toque ligero, o acumulando más cantidad para resaltar el brillo.

La cosa cambia cuando aplicamos Diamond Dog sobre una buena prebase de ojos y/o con el pincel ligeramente humedecido: la pigmentación aumenta considerablemente, se desprende mucho menos glitter al aplicarlo (en el caso del pincel mojado) y la sombra se muestra en todo su esplendor.

(de izq a dcha) Diamond Dog en seco / en seco sobre prebase  / en mojado
Tanto en seco como en mojado, la duración es mucho mejor de la que esperaría de un producto con tanto glitter: en seco y sin prebase me aguanta unas 8 horas sin alterarse, desprender los brillos por la cara ni marcar pliegues, y en mojado y con prebase, aguanta todo el día (y toda la noche) como si estuviera tatuada en la piel.

El tono marrón oscuro de base es casi idéntico al de una de mis sombras favoritas de todos los tiempos: Galápagos de NARS, pero la textura, brillo y acabado son muy diferentes.

(izq) Urban Decay Moondust Diamond Dog en mojado (dcha) NARS Galápagos en seco sobre prebase

Aunque la base sea el mismo color, Galápagos queda más oscura porque tiene menos glitter y el brillo dorado de ésta es más discreto y menos abundante que el de Diamond Dog, por lo que refleja menos la luz. En lo que no tienen nada que ver es en textura, pues Galápagos es cremoso e hiperpigmentado incluso en seco, por lo que, aún sin serlo demasiado, a su lado Diamond Dog resulta un poco más polvoroso y requiere un poquito más de dedicación para obtener el acabado perfecto... pero en mi opinión merece la pena.

El acabado es similar al de algunos pigmentos de MAC, pero es mucho más cómodo de usar al no venir en polvo suelto y se adhiere mucho mejor a la piel sin necesidad de mezclarlo con ningún producto específico. En verdad es una sombra muy especial.

Cuesta unos 17 € y la puedes encontrar en:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido esta entrada?
♥ Tu opinión me interesa y me ayuda a mejorar el blog ♥
¡ Anímate a dejar algún comentario !